divendres, 28 de setembre de 2012

Una escalera con estilo


La técnica de construir una escalera mediante una bóveda tabicada es muy conocida en Valencia y Cataluña, donde se ha utilizado mucho desde la Edad Media. En fechas más recientes, uno de nuestros valencianos más internacionales ha hecho que se difundiera este sistema constructivo en Estados Unidos. 

Rafael Guastavino, valenciano de nacimiento (1842), se fue a Barcelona donde estudió Arquitectura. Allí comenzó su trabajo utilizando la bóveda de ladrillo plano para salvar grandes distancias. Pero no sería hasta su marcha a Estados Unidos, donde patentó el denominado Guastavino System, donde se haría famoso. 

Conocido aquí como sistema de bóveda tabicada o catalana (o volta de maó de pla), consistía en cubrir el recinto colocando los ladrillos unidos por su canto y su testa. Lo que propició su amplia difusión y utilización, fue la rapidez con la que se podían construir estas superficies sin necesidad de usar cimbra. Dependiendo de la destreza del albañil, claro esta.


Pues bien, tras esta breve introducción, cabe presentar al artista que ha realizado la escalera del edificio sobre el que REHABILITAR está acabando sus obras de rehabilitación, las cuales incluyen la eliminación de barreras arquitectónicas del zaguán. Se trata del edificio de viviendas situado en la Calle Islas Canarias 132, de Valencia.



Su nombre es Manuel Cano. Tiene una empresa especializada en la realización de este tipo de escaleras. Echadle un vistazo y veréis la variedad de formas que se pueden conseguir. Él ejecutó la escalera, bajo la supervisión del arquitecto técnico Vicente Chiralt Ródenas y el jefe de obras Vicente Almudéver Aviñó.

Voy a pasar a explicar paso por paso como construyó esta escalera, de modo que sirva de ejemplo. 



Primero se realizó el murete que sirvió de contención de la bóveda. Este, una vez la escalera estuviese realizada y hubiese pasado la prueba de carga, se demolería. Dejando la escalera libre. Mostrando toda su forma y belleza, como muestra la primera foto.  











Para realizar la base de la escalera, primero se hizo una
hoja de ladrillos colocados con yeso. Debido a que el yeso tiene un fraguado tan rápido, permite poner un ladrillo al lado de otro haciendo que se sostengan entre ellos sin necesidad de cimbra o encofrado provisional. Como es puede observar en la foto, las armaduras estaban preparadas al pie de la escalera para recibir el hormigón que se vertería en la siguiente fase.








Una vez estaba hecha toda la base con ladrillo, se dispuso un mallazo de reparto. Este se conecto con las armaduras de espera que había al arranque y salida de la escalera. Y se hormigonó.










A continuación, se procedió a realizar los escalones. Con la ayuda del replanteo que inicialmente se había dibujado en las paredes del murete, se fueron trazando y construyendo. Ya sólo faltaba esperar a que adquiriese toda su capacidad portante.



Actualmente se está procediendo a la nivelación y colocación del pavimento. Así como la barandilla de acero inoxidable, que potenciará esa forma de doble curva tan característica de este ejemplo.


Si estáis interesados en conocer más sobre este sistema constructivo, seguid nuestra área de cursos y formación. Estamos promoviendo la realización de un curso sobre la construcción de una escalera mediante la bóveda tabicada. Contando con la ayuda de Manuel Cano, que realizará una escalera in situ.